Todos tenemos sueños. Es una de las características con la que fuimos concebidos por Dios: la capacidad de soñar. El escritor Richard Bach anotaba: “La gaviota que ve lejos, vuelta alto”. En ese orden de ideas, debemos soñar en grande, tomados de la mano del Señor Jesucristo.

Él nos asegura la victoria y la materialización de esos sueños (Salmo 37: 5)Escuche este tema en “Vida Familiar” con Fernando Alexis Jiménez. ¡Una voz de fe y esperanza para la familia! | #RadioBendiciones

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s